Saltar al contenido

Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol, Biblioteca pública en Huesca – Huesca

Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol, Biblioteca pública en Huesca, Huesca

Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol: la biblioteca pública de Huesca

La Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol es una biblioteca pública ubicada en Huesca, provincia de Huesca. Ofrece una amplia variedad de servicios para satisfacer las necesidades de sus usuarios.

Entre los servicios que ofrece la biblioteca se encuentra el acceso para sillas de ruedas, lo que la hace accesible para todas las personas.

La biblioteca ha sido valorada por 55 clientes, obteniendo una puntuación de 3.7 sobre 5. Esto demuestra la satisfacción de los usuarios con los servicios ofrecidos.

Entre los servicios más destacados de la biblioteca se encuentran:

  • Préstamo de libros y otros materiales
  • Acceso a internet y a bases de datos
  • Actividades culturales y educativas
  • Asesoramiento en la búsqueda de información

La biblioteca cuenta con un equipo de profesionales altamente capacitados que están dispuestos a ayudar a los usuarios en todo lo que necesiten.

Si estás buscando una biblioteca pública en Huesca, la Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol es una excelente opción. No dudes en ponerte en contacto con ellos a través de su sitio web: http://www.huesca.es/areas/bibliotecas.

¡Visita la biblioteca y descubre todo lo que tiene para ofrecer!

Datos

  • Dirección: Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol, C. Alfonso II de Aragón, 20, 22005 Huesca, Huesca, Huesca
  • Teléfono: 974 22 05 49
  • Web: huesca.es
  • Especialidad: Biblioteca pública
  • Datos a tener en cuenta: Acceso para sillas de ruedas
  • Opiniones: Esta empresa tiene mas de 55 opiniones según Google Business

Llamar: 974 22 05 49

Web: huesca.es

Horario

  • Lunes: 16:00 – 20:00
  • Martes: 16:00 – 20:00
  • Miércoles: 16:00 – 20:00
  • Jueves: 16:00 – 20:00
  • Viernes: 16:00 – 20:00
  • Sábado: Cerrado
  • Domingo: Cerrado

Cómo llegar

Opiniones

Jorge’: ★☆☆☆☆

Fue una experiencia pésima, jamás me habría imaginado tal cosa. Me censuraron por ser educado y apagar una luz sin el conocimiento de que era la luz de otra Sala que se sucedía al interruptor donde había gente leyendo y por el mero hecho de ser gentil me echaron descaradamente. Una vergüenza.’

Falter 120′: ★☆☆☆☆

Muy mala experiencia. Las bibliotecarias son insoportables y te vacilan mucho, una vergüenza, mucho ruido.’

Raúl’: ★☆☆☆☆

Bastante vergonzoso el nivel de ruido. Niños corriendo y gritando, padres hablando como si estuvieran en la calle. Y para colmo, cuando pides al grupo de personas que están hablando en alto, que bajen el volumen descubres que una de ellas es la bibliotecaria. Sería conveniente que o bien lo convirtieran en una ludoteca o centro cívico o impusieran un poco de orden.’

Todas las opiniones